Nuestra Historia

La Congregación de las Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas fue fundada el 8 de diciembre de 1878 por la Beata Madre María del Tránsito Cabanillas de Jesús Sacramentado en Córdoba, Argentina, bajo la protección de María Inmaculada, pertenece a la tercera Orden de San Francisco de Asís. “Tiene como fin la gloria de Dios, por el seguimiento de Cristo y la imitación de María Santísima”

 

La Congregación de Hermanas Terciarias Misioneras Franciscanas, respondiendo al carisma fundacional “Llevar el contingente de la fe y las buenas costumbres a los pueblos pobres…” promoviendo las obras de caridad y misericordia y principalmente dar educación a las hijas del pobre y desamparado”, se abrió paso hacia la República de Chile el 26 de febrero de 1959, radicándose en el norte de nuestro país.

El Colegio abierto a la comunidad, se pone al servicio de ella y de la Iglesia, a través de los vecinos del entorno sin discriminación, ni exclusión. Se relaciona con distintas entidades a través de diversas actividades ya sea culturales, sociales y pastorales.

“Con espíritu de sencillez, entrega y servicio buscamos responder a las necesidades de cada época viviendo el carisma fundacional de SILENCIO, ORACIÓN, PENITENCIA Y ALABANZA desde la espiritualidad de San Francisco que se caracteriza por:

  • Fraternidad y empatía: En la que teniendo a Dios como Padre todos somos hermanos y lo expresa en el trato familiar, de confianza, alegría, optimismo, diálogo, cortesía, y cuidado unos de otros.
  • Minoridad: que nos invita a vivir la sencillez, humildad y confianza en Dios.
  • Libertad: que confiere, un carácter inconfundible a la persona.
  • Creatividad en lo cotidiano
  • Iniciativa individual, a la que debemos respetar, ayudando a la obra de Dios en los hermanos.
  • Amor expresado en la Misericordia.
  • Respeto de la creación y la naturaleza.